El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, analizó este lunes las declaraciones del mandatario estadounidense Donald Trump sobre el tema venezolano y una reunión con Nicolás Maduro. “Trump indicó textualmente: ‘Sólo me reuniría con Maduro para discutir una salida pacífica del poder’. Algunos interpretan sólo ‘para discutir la salida de Maduro’ y otros ‘para discutir una salida pacífica’, dependiendo de lo que quieren oír. La verdad es que esta declaración, luego del debate que se ha generado en USA sobre el tema venezolano, parece indicar que la ausencia de resultados concretos en la estrategia americana frente a Maduro se ha convertido en una papa caliente, para Trump y más aún para la oposición“, indicó.

Destacó que no hay duda que Trump quiere y ha trabajado por la salida de Maduro del poder, pero apuntó que ese no es el debate, “sino la incapacidad de lograrlo por la vía unidireccional de las sanciones y aislamiento, que más allá de los debates teóricos ha logrado lo que usualmente logra: decepción total”.

“El tiempo, sin logros, deteriora la posición de los más radicales y el liderazgo opositor no sólo pierde conectores con la población venezolana sino con los aliados internacionales, aunque eso no signifique que los van a abandonar… por ahora”, sostuvo.

León comentó que en medio de la campaña electoral, Trump tiene que presentar algún resultado sobre el tema venezolano (especialmente para el público latino) y a su juicio, lo qué hay en este momento es, “por decir lo menos, pobre”.

“¿Qué podría pasar? Difícilmente la administración Trump abandonará a Guaidó explícitamente, pues como dicen en el llano, no es tan fácil cambiar el caballo en la mitad del río. Pero si parece dispuesto a buscar opciones de negociación. No se trata de reconocer a Maduro ni abandonar la lucha por el cambio, ni flexibilizar sanciones. Pero es evidente, ya desde hace varias semanas y ahora ratificado por el tuit presidencial, que USA está dándole más fuerza que antes a la posibilidad de una negociación política“, manifestó.

Destacó que Trump habla hoy de la posibilidad de discutir una salida pacífica del poder: “Obvio su deseo y objetivo es una salida de Maduro (por la que ha trabajado sin éxito hasta ahora). Su planteamiento no cambia el objetivo final pero si podría introducir una nueva metodología”.

“La posibilidad que él abre hoy es una posible negociación con Maduro, que plantee formas para rescatar pacíficamente la democracia en Venezuela, incluso con procesos de transición no abruptos ni excluyentes y que podría concretarse en una reunión entre mandatarios. Esto no significa que vaya a ocurrir o ser exitoso, pero si hay presiones para acelerar los intentos de negociación, partiendo del hecho concreto que las elecciones americanas son en noviembre y los números de Trump necesitan refuerzo. Y no será con Marines que lo tenga”, dijo.